Origen e historia del azafrán

In: Especias y condimentos: información - consejos - beneficios On: Comment: 0 Hit: 49

El azafrán se trata de una especia que se obtiene de los estigmas secos que se hallan en el pistilo de la flor que recibe el nombre científico de Crocus sativus, esta es una especie perteneciente al género Crocus de la familia Iridaceae.

El azafrán era muy usado en el antiguo Egipto

Hay registro del azafrán que se remontan al año 2300 a. C. desde entonces son variadas las referencias en cuanto al uso de la especia, ya sea en ceremonias y rituales religiosos, en el plano medicinal o en la gastronomía, entre otros usos.

Según investigaciones el azafrán era muy usado en el antiguo Egipto. A su vez, en los Cantos de Salomón se habla del Karkom, un producto del reino vegetal muy alabado. Esta palabra, probablemente procedente de la India, tiene relación con el nombre Krokos del griego y Crocum del latino.

En la literatura, tanto en la griega como la romana, se cita con frecuencia el azafrán y se muestra el importante papel que tenía en la vida de la clase refinada en la antigüedad, gracias a su color y olor. Se usaba frecuentemente como colorante y se teñían con él los vestidos de fiesta, también se esparcía esta especia en los salones de fiesta y los cojines se rellenaban de azafrán.

En una pintura datada entre 1600 y 1700 a. C., encontrada en una palacio de Creta, se puede identificar el azafrán. También hay un fresco de 1500 a. C., de la isla de Santorini,  en donde se muestra a una joven que está cosechando azafrán. El azafrán también es mencionado en  diferentes registros históricos como la Biblia, la Ilíada y el Kashonini.

Para el s. IV a. C. las principales áreas de cultivo de azafrán eran en Corycos de Cilicia, en las costas del Mediterráneo en Turquía y también en Inglaterra.

En Egipto, como en 1.000 a.C., se usó el azafrán en embalsamamientos y luego para colorear las mortajas en donde se cubrían las momias, siendo amarillo para las hembras y rojo para los varones.

En la antigua Grecia era un importante colorante y en Roma llegó a usarse para pintar la ropa de matrimonio y como tinte para el pelo. En el caso de los griegos, el azafrán era considerado un perfume sensual. En la antigüedad se esparcía azafrán por los baños romanos, los vestíbulos, los patios y en los teatros griegos. Y cuando Nerón entró a Roma, las calles fueron rociadas de azafrán.

El azafrán siempre ha tenido gran importancia comercial, especialmente en España. Por ejemplo, en Cataluña y en la Comunidad Valenciana fue la única especia que se cultivó en la Edad Media. Para esta época y para la Eda Moderna, tuvo mucha fama, tanto nacional como internacional, un azafrán catalán proveniente de la Horta de Sant Joan. Para entonces, Venecia fue otro foco comercial de azafrán, y vendía principalmente para  Alemania. Se tomaba tan en serio la autenticidad del azafrán, que había un Ufficio dello Zafferano, en donde empleados especiales y armados inspeccionaban que los comerciantes no falsificaran esta preciada especia.

En Inglaterra se negociaba el azafrán para el mes de octubre. Entonces ya era conocida la adulteración de la especia, aunque se desconoce con exactitud cómo se hacía. Se piensa que pudo ser con fibra de carne de caballo, con tiza coloreada o con trocitos de la piel de cebolla. Cuando se descubría el culpable de esta falta grave se les daban severas penas.

Comments

Leave your comment